TÉCNICAS DE ESTUDIO EN NUESTROS NIÑOS

Group of school kids coloring outdoors looking happy.jpeg

Un hábito se concibe como una práctica, de alguna actividad, que se realiza de forma continua sin que esta conlleve un esfuerzo mayor para iniciarse; así, el hacer deporte, cepillarse los dientes tres veces al día y leer, son algunos de los hábitos que adquirimos en la vida, ya sea porque alguien nos los inculco o por gusto propio. Conoce más hábitos y técnicas para ser exitoso en el estudio en el siguiente artículo: https://blog.ipler.com/tecnicas-habitos-estudio.

En el ámbito académico adquirir hábitos que impliquen un adecuado aprendizaje y desempeño escolar es esencial, y los rasgos de personalidad resultan ser un ingrediente fundamental en ello; siempre deseamos que nuestros hijos se comporten como nosotros creemos que es lo adecuado, que adquieran responsabilidades, sean independientes o se parezcan a su hermano/a con mejor desempeño, o a sus compañeros de clase quienes tienen buenas notas y comportamiento; pero adquirir hábitos no es igual de sencillo para todos, menos para los niños, y muchas veces, sin notarlo, los padres son el principal factor de incidencia en esta tarea.

Por ende es importante identificar ciertas características en sus comportamientos, de tal forma que son los cuidadores principales quienes más cercanos se encuentran y por lo tanto, tendrán la posibilidad de influenciar cierto tipo de conductas. Es fundamental tener presente que si trabajamos en ello desde edades muy cortas, tendremos mucho terreno abonado para el futuro, frente a esta faceta. Si quieres saber que hacer para que tu hijo no saque malas notas, te invitamos a leer este articulo: https://blog.ipler.com/mi-hijo-malas-notas-en-el-colegio.

Teniendo en cuenta lo anterior se puede iniciar identificando aspectos como independencia en actividades, pereza mental, grado de motivación y gustos por determinadas actividades y establecimiento de rutinas en el hogar:

Independencia en actividades: si las dinámicas del hogar se caracterizan porque contamos con una persona que nos colabora, pero esa colaboración se ciñe a hacernos todo y por ende a nuestros hijos, hay una falla; o si somos de aquellos padres que consideramos que nuestros hijos están muy pequeños para determinadas tareas o responsabilidades y terminamos nosotros mismos realizándolas. Si, se debe contar con una proporción entre tareas y edad, pero si el/la niño/a no se encuentra en una edad para ello podemos pedirle que nos colabore en la realización de la misma con intervenciones pequeñas hasta que poco a poco pueda ir desarrollándola por sí mismo/a, un ejemplo de ello es el tender la cama o levantar la losa de la mesa, ayudar secando los platos o pasándolos para quitarles el jabón. Si no adquieren una independencia en actividades personales mucho menos lo harán en las académicas; allí se deben acostumbrar a leer las instrucciones de sus tareas por sí mismos o con ayuda, dependiendo de la edad; verbalizar con sus palabras lo que entendieron, corregir de ser necesario; manifestar dudas, si las hay; y desarrollar la actividad solos/as, la cual será retroalimentada al final; y se requiere de corrección se explicará para realizarla; pero, bajo ninguna circunstancia, se deben acostumbrar a que el cuidador estará ahí presente realizando la tarea con él/ella paso por paso, esto cuando claramente son niños que leen y escriben de forma independiente.

Pereza mental: El manejo de la tecnología en los/as niños/as es un factor que ha afectado el desarrollo de cierto tipo de habilidades y ha favorecido otras; beneficia el manejo de aparatos electrónicos y la búsqueda de información en la web, pero también afecta el desarrollo motor y cognitivo referente a algunas tareas. Otro componente importante es el ejemplo, el aprendizaje vicario, si lo que nuestros hijos/as observan cotidianamente es que estamos siempre en contacto con dispositivos electrónicos este también va a ser su modelo a seguir, por ello hay que dedicar tiempo a realizar actividades de estimulación motora y cognitiva con ellos/as: colorear, rompecabezas, laberintos, juegos de memoria, sudokus, crucigramas y deportes para el factor motor. No se sugiere prohibir que la tecnología esté a su alcance sino implementarla para temas de aprendizaje (operaciones básicas, tablas, categorías, etc.), así como combinarla con otras actividades ya mencionadas. 

Grado de motivación y gusto por determinadas actividades: Este es un agente fundamental y complejo en donde nos favorecerá el conocimiento que tenemos sobre ellos/as para encontrar la forma de que realicen actividades escolares, que la mayoría no disfrutan, basadas en elementos que les llamen la atención, quizás los colores, el arte, los temas (animales, videojuegos, personajes, etc.). Por otra parte el establecimiento de rutinas, que se desarrollará a continuación, está entrelazado con esto, así como la instauración de consecuencias.

Establecimiento de rutinas en el hogar: Empecemos este punto dejando claro que varios elementos influyen en el aprendizaje y rendimiento de, no solo los niños sino el ser humano en general, estudios han demostrado que existe una correlación directa entre alimentación, descanso y prácticas de crianza con logro escolar; de allí que se deban establecer rutinas para actividades, horas de descanso, horas de alimentación, horas de estudio y lectura, horas de juego (posteriores a las labores académicas y personales) ; y consecuencias tanto positivas como negativas dependiendo de la actitud y el desempeño, aquí se puede jugar con estas actividades que más disfrutan restringiéndolas si la consecuencia es negativa y aumentándolas si es positiva, hasta que con el tiempo y el cumplimiento de la práctica, en los mismos horarios, o similares, hará que se adquiera el hábito. Si quieres conocer más claves para que tu hijo sea exitoso en el colegio, lee el siguiente artículo: https://blog.ipler.com/buenos-resultados-academicos-mejorar-el-rendimiento-academico-mediante-la-constancia-en-el-estudio. 

 Mom helping kid with homework-1

 

IPLER, que apoya el aprendizaje, ofrece otras herramientas y alternativas prácticas para que los niños/as, adolescentes y jóvenes pongan en práctica durante sus sesiones de estudio y puedan potencializar sus hábitos adquiridos anteriormente, incluso lleguen a mejorarlos, pero lo más importantes es que ellos/as mismos/as y sus padres estén dispuestos a esforzarse para que estas estrategias se conviertan en hábitos y se visualice su beneficio en el ámbito académico, de lo contrario, pretender que estrategias pueden moldear el comportamiento de nuestros hijos sin que ellos lo apropien y pongan en práctica junto al apoyo de sus padres es imposible. Si quieres conocer más de nuestro método IPLER te invitamos a leer el siguiente artículo: https://blog.ipler.com/metodo-ipler-que-es-y-para-que-sirve

 

 

mas-informacion

 

Comparte en tus redes sociales o con algun amigo:

Angélica Botero

Escrito por Angélica Botero

Soy psicóloga de la Universidad Nacional de Colombia, mi experiencia laboral me ha llevado a interesarme por temas académicos dirigidos a ayudar a estudiantes para que logren sus objetivos en el área de español y psicología educativa. Poseo experiencia en asesorías vocacionales, evaluación de habilidades en lenguaje y pensamiento y realización de talleres a nivel educativo. Actualmente hago parte del equipo profesional de profesores del área de Español en IPLER.

SUSCRIBETE GRATIS AL BLOG

Inscribete en nuestro boletín

1-unnamed
comunicacion-empresa-gratis
banner-comprender-textos
habitos-lectura-banner-2

Artículos más leídos

Suscríbete a nuestro blog y entérate de
los contenidos que tenemos para ti

Suscríbete