Técnicas de estudio eficaces ¡Aprovéchalas!

November 19, 2014 Publicado por: Ipler Categoría: Método de estudio
Hábitos adecuados de lectura

¿Se te dificulta estudiar alguna asignatura en especial? ¿Estudias para tus exámenes, pero, a pesar de ello, tus calificaciones no son las mejores? ¿Tienes dificultades para hacer trabajos en grupo? ¿Aprovechas realmente tus clases? ¿Empleas la Internet para estudiar o solo para divertirte? ¿Quieres ser un estudiante exitoso, pero no sabes cómo lograrlo?  Te puede interesar este articulo: Cómo ser un buen estudiante.

Muchos estudiantes, independientemente del nivel educativo en el que se encuentren, han respondido a los anteriores interrogantes y sus respuestas revelan una situación preocupante: tienen problemas a la hora de estudiar, principalmente por no emplear técnicas de estudio eficaces.

Las técnicas de estudio son fundamentales en el proceso educativo. Sin embargo, y paradójicamente, no siempre la escuela ni nuestros padres nos forman en este aspecto; en otras palabras, nos envían a las aulas a estudiar, pero no nos preparan para hacerlo, no nos enseñan previamente técnicas de estudio que faciliten nuestra labor y que nos permitan alcanzar el éxito académico.

Las técnicas de estudio son estrategias prácticas que permiten aprovechar el tiempo dedicado al estudio, optimizar el aprendizaje y obtener un mejor rendimiento académico; implican estudiar con método, asumir el estudio con actitud positiva y compromiso, así como también aprovechar diferentes recursos para estudiar. Te puede interesar: Ser un buen estudiante: factores relevantes.

Y en este punto te estarás preguntando: ¿y cuáles son esas técnicas de estudio? Pues bien, a continuación te las presentamos:

  1. Aprende a estudiar cada asignatura. Quizá coincidas con nosotros en este punto: no es lo mismo estudiar idiomas que estudiar matemáticas. Cada asignatura de tu plan de estudio requiere un tratamiento especial. Por ejemplo, al estudiar ciencias sociales, actividades tales como la observación, la realización de experimentos y la explicación son piezas claves. En cambio, en el estudio de las matemáticashttps://blog.ipler.com/ser-un-buen-estudiante se parte de un principio general, se pasa a la demostración (con ejercicios matemáticos) y se concluye. Por su parte, el estudio y aprendizaje de los idiomas implica el desarrollo de las habilidades comunicativas: escuchar, leer, hablar y escribir. ¿Lo notas? Cada asignatura es diferente. Te puede interesar: Trucos para estudiar para un examen parcial.

  1. Saca el máximo provecho de tus clases. No dejes de asistir a tus clases, ya sean estas presenciales, a distancia o virtuales; si lo haces, perderás la oportunidad de intercambiar experiencias y aprendizajes con tus profesores y compañeros, así como también de formular preguntas y dudas sobre diferentes asignaturas; ello impedirá la construcción de conocimientos.

Presta atención de manera constante. No te distraigas. Escucha las explicaciones del profesor y las exposiciones de tus compañeros, esto no solo beneficiará tu aprendizaje exitoso, sino que, también demostrará tu educación y respeto. Asimismo, aprovecha los recursos didácticos, por ejemplo, la pizarra digital.

Toma apuntes, ya sea a manera de resumen o mediante esquemas. Un dato curioso: descubrir qué tipo de apuntes favorecen tu memoria y comprensión te permitirá determinar tu estilo de aprendizaje. Ten presente la importancia de sintetizar: esto implica seleccionar y anotar la información relevante y pertinente.

Participa en clase. Formula preguntas, expón tus dudas, plantea soluciones a posibles problemas, manifiesta siempre una actitud crítica pero respetuosa y asertiva en tus exposiciones, y expresa comentarios que favorezcan la construcción de conocimientos relacionados con diferentes asignaturas. Te puede interesar: Atención dispersa: cómo mejorar mi concentración.

Por último, repasa y guarda tus apuntes; y evalúa tu desempeño en clase.

  1. Aprovechar la Internet para estudiar. Tal vez te encuentras en el grupo de quienes usan la Internet para entretenerse, ingresar en las redes sociales, chatear, consultar el correo electrónico o buscar información no relacionada con el campo académico. Pues bien, ¡anímate a formar parte del selecto y exitoso grupo de personas que emplean la Internet para estudiar! La relación Internet-Estudio no se limita a las modalidades de educación a distancia y virtual. Incluso si estudias en la modalidad presencial, es decir, si asistes a un aula de clases en un espacio físico determinado, ya sea en el colegio, el instituto o la universidad, puedes utilizar el Internet para optimizar tu estudio.

¿Cómo hacerlo? Aprende a buscar y ubicar la información que necesitas, ya sea en bibliotecas, hemerotecas, centros de documentación o bases de satos virtuales. Diferencia las fuentes primarias de información (libros y publicaciones periódicas) de las secundarias (resúmenes, reseñas, directorios, índices, etc.). Aprende a seleccionar la información veraz y que más te convenga. Ten presente que en la autopista de información que es Internet no todo lo que se publica es cierto o demostrable, de ahí que debas asumir una actitud crítica y selectiva en tu búsqueda. Por último, aprovecha los diferentes recursos que ofrece Internet para intercambiar información académica: correos electrónicos, chats, redes sociales, blogs, foros de discusión, videoconferencias, entre otros. Te puede interesar: Educación y tecnología, cómo mejorar su rendimiento académico.

  1. Aprende a preparar, presentar y comprobar tus exámenes adecuadamente. Si no estudias para presentar tus exámenes, las posibilidades de aprobarlos disminuyen. Esta preparación consiste en estudiar las lecciones en casa y en repasar tus apuntes. Un consejo: no dejes estas actividades para el día anterior al examen; lo mejor es iniciar tu preparación desde la semana previa a su presentación.

Al momento de presentar tu examen, por favor, lee primero la totalidad de instrucciones y preguntas. Posteriormente, contesta el examen completo con absoluta claridad y coherencia. Antes de entregarlo, revisar que lo has marcado con tu nombre y que has contestado todas las preguntas.

Por último, cuando el profesor te devuelva el examen calificado, revisa sus comentarios, pues te serán de utilidad posteriormente. Te puede interesar: Cómo dominar los nervios en los parciales de la U.

  1. Aprende a estudiar en grupo. Esta técnica consiste en realizar sesiones de estudio con otros compañeros de clase, con el objetivo de realizar una tarea o estudiar en conjunto. Ahora bien, ¿qué requieres para que tus sesiones de estudio en grupo sean exitosas? En primer lugar se necesitan la asistencia y el compromiso de los integrantes del grupo. En segundo lugar, contar con un área de estudio adecuada, es decir, con buena iluminación y ventilación, aislada de distractores visuales o de ruido. En tercer lugar, tener a mano los implementos y materiales de estudio necesarios para la actividad que van a realizar. En cuarto lugar, establecer normas claras sobre cómo desarrollar las actividades y sobre las funciones y compromisos que cada integrante del grupo asumirá. Por último, promover una buena comunicación entre los participantes, siempre motivada por el respeto y la crítica asertiva. Te puede interesar: Aprende cómo estudiar en grupo de la mejor forma.

Implementa e integra estas técnicas de estudio en tu vida académica y notarás la diferencia. Ten presente que estudiar con éxito es posible si cuentas con el método, las técnicas y los hábitos de estudio más adecuados, efectivos y eficaces. Te puede interesar: Técnicas y hábitos de estudio.

 

habitos-de-lectura

Comparte en tus redes sociales o con algun amigo:

Ipler

Escrito por Ipler

En ipler apoyamos tu aprendizaje. blog.ipler.com

Sigueme en mis redes sociales:

SUSCRIBETE GRATIS AL BLOG

Inscribete en nuestro boletín

1-unnamed
comunicacion-empresa-gratis
banner-comprender-textos
habitos-lectura-banner-2

Artículos más leídos

Suscríbete a nuestro blog y entérate de
los contenidos que tenemos para ti

Suscríbete