Redacción ejecutiva: 5 errores que podrías evitar diariamente

August 31, 2015 Publicado por: Luisa Fernanda Cortés Ruiz Categoría: Redacción empresarial
Cursos de redacción para ejecutivos - Evita los errores frecuentes de la redacción de los ejecutivos

Ha aumentado la demanda de los cursos de redacción para ejecutivos, debido a que la comunicación asertiva juega un papel muy importante dentro de las organizaciones; además estas capacitaciones de redacción empresarial promueven el crecimiento personal, ya que los colaboradores que reciben los cursos adquieren un aprendizaje útil que pueden aplicar en los ámbitos: laboral, profesional, personal y académico

 

Los siguientes son algunos de los errores que más se cometen en la redacción empresarial e incluso en el lenguaje oral. Recuerde que hablar es diferente de escribir y, en muchas ocasiones, estos son los problemas a la hora de escribir sus comunicados.

 

1. Dequeísmo y dequefobia 

Escribir en todos los casos posibles la expresión “de que” es un error, como también ocurre si siempre se omite. Al primer fenómeno se le llama dequeísmo y este último, dequefobia.    

 

Dequeísmo:  “me dijo de que le ayudara”                            INCORRECTO

                       “lo que pasa es de que está enferma”           INCORRECTO

 

Dequefobia: “me di cuenta que tiene razón”                        INCORRECTO

                       “estoy segura que llegará tarde”                    INCORRECTO

  

Hay dos formas para que identifique si está usando correctamente la expresión “de que”. La primera es convirtiéndola en pregunta; si la respuesta es lógica, el uso es correcto. La segunda es remplazando la expresión por un sujeto.

o   ¿De qué estoy segura? Respuesta: estoy segura de que llegará tarde. CORRECTO

o   ¿De qué me di cuenta? Respuesta: me di cuenta de que tiene razón.   CORRECTO

o   Estoy segura. Él llegará tarde.                                                                  CORRECTO

o   Me di cuenta. Ella tiene razón.                                                                 CORRECTO

o   Me dijo. Ella le ayudara                                                                         INCORRECTO

o   Lo que pasa es. Ella está enferma                                                        INCORRECTO

 

 

2. Conjugación del verbo haber

Generalmente nos corrigen la palabra “hubieron” cuando se habla de varias cosas o personas; por ejemplo: “hubieron trece personas”. La forma correcta en este caso es “hubo”; sin embargo, es frecuente encontrar que el verbo “haber” se conjuga en plural, en diferentes casos, lo que también es un error:

Ejemplo:         Habían trece personas INCORRECTO

                       Había trece personas CORRECTO

 

                       Habíamos trece personas INCORRECTO

                       Había trece personas CORRECTO

 

                       Han habido muchos accidentes este mes INCORRECTO

                       Ha habido muchos accidentes este mes CORRECTO

 

                       Habrán veinte invitados INCORRECTO

                       Habrá veinte invitados CORRECTO

 

En el tercer ejemplo, el verbo principal es haber, pero “haber” también funciona como auxiliar; cuando el verbo principal es haber y también hay un verbo “haber” auxiliando al verbo principal, el auxiliar debe estar en singular.

 

3.Demasiado uso de “demasiado”

La palabra demasiado puede remplazarse por excesivamente, solo si se refiere a aspectos negativos; es decir que son erróneas oraciones como: “la comida estuvo demasiado buena” o “me ha ido demasiado bien en el trabajo”; por lo tanto, “demasiado” estaría bien utilizado solo si el exceso del que habla resulta dañino, por ejemplo: “hay demasiado trancón” o “la ciudad tiene demasiados huecos”.

 

4. Ni romboi, ni rompoi

En Estados Unidos se le llama traffic circle y en Inglaterra, en donde se inventó, lo llaman roundabout o round point; por lo tanto, las palabras romboi y rompoy no existen. El uso correcto para designar estas estructuras es: glorieta o rotonda.

  

5. Colocar y poner

 Aunque nos suelen corregir, porque “las gallinas son las que ponen” y que lo correcto es decir “colocar”, lo cierto es que la expresión colocar solamente tiene dos usos: el primero, cuando se hace referencia al dinero y el segundo cuando se habla de trabajo; es decir es erróneo decir: “colóquelo encima del televisor” o “colóquese los zapatos al derecho”; sin embargo, es correcto: “estaba en el banco colocando algo de dinero” o “me coloqué como gerente administrativo en la empresa (…)” 

Los errores en la redacción son más comunes de lo que parece y por eso es necesario que las empresas estandaricen sus comunicaciones por medio de herramientas como manuales de redacción, cursos o capacitaciones que contribuyan con el fomento de la buena imagen corporativa y de la comunicación asertiva.

New Call-to-action

 

Comparte en tus redes sociales o con algun amigo:

Luisa Fernanda Cortés Ruiz

Escrito por Luisa Fernanda Cortés Ruiz

Estudié Comunicación Social y Ciencia Política en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Me apasiona la educación y aportar valor a las personas por medio de contenidos útiles para sus vidas y sobre todo, que solucionen problemas de su cotidianidad. Me gusta la danza, la lectura y escribir… escribir mucho…

Sigueme en mis redes sociales:

SUSCRIBETE GRATIS AL BLOG

Inscribete en nuestro boletín

1-unnamed
comunicacion-empresa-gratis
banner-comprender-textos
habitos-lectura-banner-2

Artículos más leídos

Suscríbete a nuestro blog y entérate de
los contenidos que tenemos para ti

Suscríbete