cómo incentivar a tu hijo para que lea

July 07, 2015 Publicado por: Luisa Fernanda Cortés Ruiz Categoría: Método de estudio, Mi hijo, consejos para padres
¿Cómo motivar a mis hijos en el estudio?

Seguramente te habrás preguntado: ¿Cómo motivo a mi hijo para que lea con agrado? Esta no es una tarea fácil, aunque sea obligatoria dentro de la relación padre-hijo.

Según los sicólogos, la motivación es un requisito indispensable en las labores diarias y están dadas por dos tipos de incentivos: positivos y negativos.

Los primeros pueden venir de razones internas y externas, y los segundos son sanciones o beneficios que no se obtienen en caso de que se incumpla con algún acuerdo.

En algunos casos, las razones internas no son frecuentes en los hijos, es el caso del placer por el estudio o la competitividad; esto ocurre porque en muchos casos a los niños no les gusta el estudio, o bien, no les atrae la idea de competir académicamente con sus hermanos, compañeros, primos, etcétera; por esto es importante que recurras a otro tipo de motivaciones para que tu hijo logre el éxito académico necesario.

La motivación debe ser constante, ya que si la interrumpes tu hijo no va a sentir acompañamiento. Recuerda siempre que para motivar a tu hijo es necesario que compartas tiempo con él, ya que las estrategias solo surten efecto si se aplican en diferentes momentos. A continuación te sugerimos las formas más eficaces de motivar a tu hijo para que tenga éxito en el estudio.

Estimula  los incentivos internos, es decir, guíalo con argumentos razonables de por qué debe estudiar. No crees dependencias de acción reacción; es decir, no se acostumbre a premiarlo siempre que su comportamiento es positivo.

 

  1. Parte del establecimiento de hábitos y rutinas

Programar horarios específicos es importante. A partir de los tiempos podrás motivar a tu hijo con salidas o permisos; además, ten en cuenta que las rutinas crean disciplina y constancia en las actividades. Si no determina labores específicas para cada tiempo, no habrá metas por cumplir y por lo tanto no habrá lugar a incentivos, positivos o negativos. Cambia los planes repentinamente, solo muy de vez en cuando, para demostrarle a tu hijo autoridad. No olvides explicarle por qué lo hizo para que haya lugar al diálogo.

Otra ventaja de crear rutinas es enseñarle a tu hijo a que sea independiente y a que siga las tareas sin depender totalmente de ti.

 

  1. Aprovecha los espacios sin cuadernos

Para esto es importante que conozcas los temas que tu hijo está aprendiendo en el colegio. Si los conoces, podrás aprovechar cada oportunidad para ejemplificar ese conocimiento o incluso, puede retarlo a que solucione problemas, partiendo de lo que ha aprendido.

Parte de enseñarle por qué es importante que entienda lo que está pasando; es decir, explícale que solo con lo que aprende en el colegio puede entender lo que pasa en las noticias, en la calle, en el cine, etcétera. Esto no solamente hará que tu hijo se interese en conocer el porqué de lo que ocurre, sino que le ayudará a desarrollar la comprensión y la capacidad analítica.

 

  1. Las recompensas y los castigos

Solo si compartes tiempo con tu hijo tendrás autoridad para premiarlo o castigarlo, porque solo de esta manera conocerás lo que hace normalmente y lo que no. Puede que él cometa muchos errores y tu no lo sepas, o por el contrario, seguramente aciertas en muchas conductas, pero también tu las desconoces; en este caso, los castigos y los premios serán arbitrarios y la motivación no será total.

 

  1. Las metas

Distingue las metas al largo, mediano y corto plazo. A largo plazo será pasar el año o tener el mejor resultado en la prueba de Estado al finalizar sus estudios. Hazlo consciente de que debe prepararse para llegar allí. A mediano plazo, los buenos resultados del boletín bimestral o parcial y a corto plazo, las evaluaciones, quizzes y tareas. Establece incentivos en cada uno de estos tiempos, con el objetivo de que sepa que usted respeta los acuerdos y por eso, le creerá la próxima vez que le proponga un nuevo reto. No irrespetes los acuerdos y recuerda que la mejor orden es el ejemplo.

 

  1. Evalúa las condiciones ambientales

Aunque parezca increíble, no todos los colegios son para todos los niños. Evalúa si el colegio es el adecuado, si se siente a gusto con sus compañeros y si sus profesores le dan el trato adecuado. En muchos casos los niños no hablan hasta que se les pregunta cómo se sienten; por eso es importante que cuides de su bienestar en donde estudia.

Haz lo mismo con el espacio que utiliza para hacer tareas y repasar fuera del colegio, bien sea en una biblioteca, en la casa o en donde estudia. Ten presente la iluminación, la temperatura, los colores, la comodidad de la silla, de la mesa, los posibles distractores: juegos, colores, televisión, aparatos electrónicos, entre otros.

 

  1. Enséñela a seguir un método de estudio

Demuéstrale a tu hijo que aprender es fácil. Una forma de hacerlo es determinar métodos de estudio para cada materia. Si utiliza un método para aprender solo tendrá que seguirlo, esto le permitirá crear una rutina de estudio. Enséñela que con solo seguir ese método todo es más fácil y que tendrá más tiempo para hacer otras cosas.

Identifique qué métodos le resultan útiles y divertidos para aprender, repasar o preparar exámenes [revisa aquí nuestro artículo con las estrategias más útiles de método de estudio]

Recuerda que conocer a tu hijo es muy importante para saber la forma adecuada de motivarlo para el estudio; conocerlo solo es posible si compartes con él tiempo suficiente, de lo contrario será difícil el diálogo, que lleguen a acuerdos y que se propongan metas juntos. Antes de sancionarlo, dile por qué lo hace y la forma de corregir su error.

Recuerda inculcar en sus hijos disciplina. Una de las formas es enseñándole rutinas en sus estudios y motivarlos a que las cumplan por medio de incentivos. Ayúdales a crear un hábito en la lectura; hacerlo le permitirá a su hijo desarrollar competencias que le serán útiles en todas las áreas y generar constancia en actividades específicas.

Hemos escrito este e-book para que tu hijo adquiera hábitos de lectura que fortalezcan su proceso de aprendizaje. Puede desacargarlo totalmente gratis.

habitos-de-lectura

Comparte en tus redes sociales o con algun amigo:

Luisa Fernanda Cortés Ruiz

Escrito por Luisa Fernanda Cortés Ruiz

Estudié Comunicación Social y Ciencia Política en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Me apasiona la educación y aportar valor a las personas por medio de contenidos útiles para sus vidas y sobre todo, que solucionen problemas de su cotidianidad. Me gusta la danza, la lectura y escribir… escribir mucho…

Sigueme en mis redes sociales:

SUSCRIBETE GRATIS AL BLOG

Inscribete en nuestro boletín

1-unnamed
comunicacion-empresa-gratis
banner-comprender-textos
habitos-lectura-banner-2

Artículos más leídos

Suscríbete a nuestro blog y entérate de
los contenidos que tenemos para ti

Suscríbete